Tag Archives: energía

 

Para hoteles, centros de esparcimiento y recreación

Destinados a promover la liberación del stress cotidiano;

Espacios de juego, relajación e introducción en la meditación;

Para grupos reducidos,  con actividades al aire libre;

Aprovechando el espacio que la naturaleza brinda en cada lugar.

Son actividades destinadas a introducir a los participantes en el arte de la relajación y el cuidado de nuestro equilibrio psicofísico. Se desarrollan al aire libre y contemplan tres temática básicas:

-Descanso y armonía: cómo empezar por nuestra mente;

-Ejercicios de respiración y técnicas sencillas para meditar;

-Inteligencia emocional: el autocontrol y la adaptabilidad en el encuentro con los otros.

 

Para solicitar más información sobre estas actividades para su empresa:

www.coachingypsicologia.com.ar

info@coachingypsicologia.com.ar

 

¿Estás satisfecho con tu propia vida?

¿Qué más querés conseguir?

¿Qué te parece que obtendrías con eso, que sería más importante aún que eso en sí mismo?

¿Qué querés conseguir realmente si buscás en lo más profundo de tu ser?

¿Qué te lleva a creer que satisfacer tu deseo superficial te llevará a satisfacer tu deseo más profundo?

Preguntas muy “medulosas” todas. Lo cierto es que, movidos por el deseo, los seres humanos construímos el mundo, nuestro mundo … El deseo, -concepto pilar de toda la disciplina psicoanalítica-, se define así como aquello que motoriza la vida humana.

Vamos precisamente, detrás de lo que nos falta. En realidad, así se define el deseo, por la carencia. Y en cuanto algo de esto encontramos, inmediatamente reanudamos la búsqueda … por otra cosa.

Difícilmente los seres humanos podamos quedarnos en el “no desear”, pues simplemente esto equivale al “no vivir”

Esta es la visión occidental que ha impregnado toda nuestra formación y cultura “psi”, al menos desde el nacimiento del psicoanálisis.

La perspectiva de la filosofía oriental, por el contrario, “ilumina” el deseo como proceso de búsqueda que en sí mismo genera satisfacción.

El sistema del tantra, por ejemplo, que utiliza la energía del deseo, se enfoca en las experiencias de placer ordinario como recurso para lograr la experiencia placentera suprema de la totalidad o Iluminación. Para entender esto, solamente hay que pensar en la respuesta a esta pregunta:

¿Cómo podés disfrutar, cada vez más, de las cosas que comúnmente te dan placer? Es decir, cómo podés vivir el placer de las cosas ordinarias, para hacerlas cada vez más placenteras?

En este sentido, experimentar cada vez más el verdadero placer por lo que se hace, es el camino para la sensación de disfrute a la que se llama Iluminación. Iluminación que no es más que la claridad de la armonía, la satisfacción que emerge del interior del individuo y la ausencia de conflicto consigo mismo o con el mundo exterior.

Mantener la mente continuamente en una condición tan feliz y apacible como sea posible, en vez de quedarnos en estados de ánimo como el aferramiento, la insatisfacción y la confusión por lo que no tenemos, es la lógica de esta filosofía de origen hindú.

Por supuesto esto implica un hábil control de nuestras energías físicas y mentales, sin rechazar nuestras experiencias cotidianas, y desarrollando con ellas formas de felicidad y gozo cada vez mayores. Por ejemplo, seguramente te hace muy feliz jugar con tu equipo deportivo el partido que tanto esperaban, pero el camino hasta ese momento, el entrenamiento, las reuniones con el coach, la negociación con el otro equipo por la fecha del encuentro, y todo lo que se te ocurra que implica el recorrido hasta llegar a ese día, tienen que ser en sí mismas, experiencias de satisfacción tanto en la espera de que ocurran, como en la efectiva vivencia que tengas de cada una de ellas, cuando sucedan.

El dicho de que “muchas veces se disfruta más en tránsito que en destino”, sería el que sin lugar a dudas, cabe aplicar aquí.

Y el Coaching sale, en este punto, ni más ni menos que al encuentro de la postura tántrica, al traernos la PERCEPCIÓN del ser humano como punto de partida inigualable para enfocarnos en aquello que nos sucede, e interpretar cómo queremos que eso ocurra, y vivirlo tal cuál nuestro deseo nos lo indica.

Cualquier otra experiencia con el otro puede ser percibida como una experiencia de gozo y felicidad común, que nos ilumina como seres humanos!
Por eso siempre decimos, desde el Coaching, que EL SER HUMANO SE HACE A PARTIR DEL LENGUAJE. Después de todo, SOMOS LO QUE INTERPRETAMOS, VIVIMOS LO QUE PERCIBIMOS, Y SENTIMOS DE ACUERDO A LO QUE PERCIBIMOS.

Lo importante no es el afuera en sí mismo, sino la satisfacción que percibas y sientas con eso que te pasa, venga del afuera o sea sólo un estado interno tuyo, o lo que es más común, una combinación entre ambas cosas.
Hacé de tu vida cotidiana, -y no de los hechos extraordinarios-, lo mejor que te pueda pasar, y así estarás realmente viviendo el presente!!!

 

Lic. Mónica Reta

(Tomado de http://www.emprendedoresnews.com/tips/canjes/neuroliderazgo.html)

El neuroliderazgo  estudia el funcionamiento de los circuitos de amenaza y recompensa según como se conectan o desactivan las conexiones cerebrales. Un líder apreciado hace sentir bien a la gente, genera compromiso, pertenencia, orgullo y los lleva a dar más de lo que reciben. Las estadísticas muestran que sólo el 29%  de la gente se compromete.

Las organizaciones están presionadas por la competencia, escasez de recursos, mayores costos y el aumento de la complejidad. Precisan adaptarse y que las personas también cambien, para eso deben invertir en la formación y en la transformación del individuo

Motivadores del cambio. El primer motivador es el status dentro del grupo. Que pueda expresar lo que piensa sobre su desempeño y que encuentre su propia respuesta.

Otro motivador es la autonomía para controlar su entorno laboral. Que pueda elegir sus horarios,  tomar decisiones como decorar su oficina y organizar con criterio propio su tarea.

El cerebro odia la incertidumbre. La certeza motiva el circuito de recompensa del placer. Para eso la comunicación debe traducir la visión empresaria en conceptos explícitos, cumplir con las promesas, actuar con claridad y disminuir  la incertidumbre.

La justicia incentiva así como la injusticia por diferencias salariales, falta de transparencia, distribución desigual del trabajo o el favoritismo, son sentidos como amenazas.

Otro motivador es ser tratado como amigo. La creación de instancias de coaching y aprendizaje favorecen el intercambio de información que acentúa el sentido de pertenencia.

Concentrar la energía en el cambio. Cotejar lo nuevo con  lo viejo activa la energía de la corteza frontal. El hábito exige menos al sujeto, por la comodidad que le brinda al repetirse en piloto automático. La resistencia al cambio proviene de evitar el esfuerzo intelectual.

La zona frontal se conecta con el circuito del temor donde interviene la amígdala, un cambio importante se lleva la energía. Para evitar que triunfe la rutina el líder debe generar  nuevas rutas. La neuroplasiticidad es la capacidad del cerebro de autoformatearse.

Para incentivar el aprendizaje hay que llamar la atención con propuestas sugestivas, que el cerebro cree soluciones sin que le sean impuestas. No existe segunda oportunidad para la primera impresión. El momento crucial para entender es interno. Para lograrlo la idea debe ser presentada en un formato original y frecuente para que refuerce la concentración  y  rompa el equilibrio homeostático que conduciría a repetir el pasado.

Energía individual y social. La mayor parte del trabajo se hace colaborando y los resultados dependen de que las relaciones sean satisfactorias y equitativas. La cooperación da prioridad a los beneficios globales sobre los personales. El mecanismo de de refuerzo social es la motivación intrínseca, mientras que la recompensa económica es extrínseca.

Ambos activan las áreas del bienestar que junto a la justicia social y el respeto ayudan a aprender y a disparar conexiones neurales que focalizan la atención en las ideas.

La falta de respeto o exclusión producen dolor, dificultan la habilidad de pensar, y liberan cortisol, una sustancia nociva que despierta neurocircuitos de aversión, temor y rechazo.

La comprensión de la propia conducta difiere de cómo se interpreta la ajena. La conducta del otro se explica por variables internas y la propia, en función de variables externas según el foco de atención. Así se cree que el otro es un desubicado y que yo tuve un mal día.

La conducta propia se ve como una película, la del otro como una foto, lo que lleva a cometer errores de interpretación. Para empatizar hay que tomar el punto de vista del espectador,  tanto para leer la conducta propia como para leer la mente de los demás.

Un hiperactivo no vive en el presente. No tiene paciencia, le cuesta evaluarse y culpa a los demás. El trastorno por déficit de atención e hiperactividad, ADHD es un estado de distracción continua, impulsividad, hiperactividad e inquietud. Está generando siempre lo que va a hacer después, le cuesta estar en el aquí y el ahora. La atención tiene que ver con la concentración en un objetivo. Pero una cosa es poder fijar la atención y otra sostenerla. Tampoco puede desengancharse, se queda pegado. Hay aspectos del entorno que favorecen que se desarrolle o no como trastorno. Pero el ADHD existe aún en  sociedades con disciplina estricta, como si el hiperactivo obedeciera a un mandato social.

Algunas veces se desmotiva porque se acostumbran al fracaso, a que no puede terminar lo que comienza. Como el problema no se detecta en estudios por neuroimágenes,  hay  tests neuropsicológicos que miden el funcionamiento cerebral y ayudan al diagnóstico.

¿Cómo actúan los fármacos? Las neuronas se comunican entre sí liberando moléculas de dopamina, que es un neurotransmisor. Las de una persona con ADHD emiten dopamina pero ésta es prontamente removida y su efecto dura poco. El fármaco evita que sea barrida y persista por más tiempo. Son como los anteojos que ayudan mientras se tienen puestos.

La droga sirve para concentrarse, regular la impulsividad pero  no cambia la personalidad. Se puede hacer mucho desde lo educativo: aprender a administrar el tiempo y una metodología de estudio. Si alguien es desordenado, la medicación no ordena los papeles.

La revolución digital, una vieja pesadilla. Las máquinas están reduciendo la mano de obra humana, el trabajo de por vida en una empresa ya pertenece al pasado. El desempleo entre jóvenes no calificados ronda el 22%. EEUU e Inglaterra no encararon el problema y lo  dejaron en manos de instituciones sociales como las ONG o las iglesias.

Hay soluciones políticas para el desempleo como las del norte de Europa, naciones que evitaron el capitalismo financiero y protegieron a las empresas, proporcionando capital para el crecimiento cuando los bancos no lo prestan.

Noruega y Suecia coordinaron esfuerzos para incluir a los jóvenes en su primer empleo. Los alemanes dedican grandes recursos a la capacitación, mientras que los holandeses complementan los sueldos de los que trabajan media jornada. Finlandia hizo de la educación y de la igualdad de oportunidades su política de estado.

Otros países piensan en chico. Para romper con esa herencia hay que pensar en grande y a actuar de forma decidida. La expansión de la desigualdad y  la pobreza en Argentina se pudo ver en el examen de OCDE -Pisa 2009- . Argentina tiene el mayor nivel de desigualdad entre escuelas que obtienen los mejores resultados y las que tienen los peores. El aumento de la inversión en educación no se tradujo en disminuir las desigualdades.

Neuroeducación. Todo indica que hay que descorrer el velo que impide conectarse con la vocación, lo que los griegos llamaban  “conócete a ti mismo”. Muchos se desvían por factores culturales, sociales o educativos. Así es como  las competencias luchan con las preferencias y surge el estado de insatisfacción.

Ir contra natura afecta la salud física y mental. El frontal derecho crea las ideas, el izquierdo analiza, encuentra errores, fija prioridades, elige las mejores  soluciones. El lóbulo posterior basal izquierdo es sensorial, se especializa en secuencias, rutinas, reglas, es objetivo y poco emocional, trabaja con las cosas como son. El posterior derecho o sentimental coordina lo que ve con lo que siente creando  la armonía y la paz, privilegiando a las personas.

Cada persona tiene un tipo dominante, el error común es  desviarlo, no ser auténtico para acomodarse. Aparece el estrés por no atender  la ley de Pareto – el 20 % es la influencia del factor, el 80 % de cómo se percibe. De ahí la importancia de saber cambiar la percepción, sin ser un optimista a ultranza basado en la  ilusión ni un pesimista crónico que se paraliza.

La respuesta inteligente es realista.  El que no hace lo que le gusta puede acomodar la percepción para que le guste lo que hace. Pero usar la brújula interior es 100 veces más efectivo que entrenarse para hacer lo que disgusta.

El ideal es combinar las fortalezas con los modos auxiliares y compensar debilidades asociándose con cerebros complementarios. Es la esencia  del trabajo en equipo. Descubrirse a sí mismo es una tarea compleja por el déficit de sistemas educativos que dan prioridad a la socialización y hacen perder potencia individual. Un  sujeto insatisfecho,  a la larga, perjudica al tejido social. La educación al tratar a todos por igual  pierde la oportunidad de desarrollar el genio que todos llevamos dentro.

Los equipos de alta performance nuclean la diversidad y la competencia. Reúnen al inventor que aporta las ideas, al innovador que las lleva a la práctica, al estabilizador que genera la rutina y al armonizador que conecta al grupo con el mercado.

Neuroliderazgo es un movimiento que aplica la neurociencia a las dos caras de la inteligencia emocional, la inteligencia personal y la social. Sin una revolución educativa el mundo mantendrá el círculo vicioso de la desigualdad. 8 de cada 10 muertes son causadas por enfermedades prevenibles. Como el futuro no existe, vivimos en el momento de la historia en el que si queremos podemos inventarlo.

Dr. Horacio Krell Director fundador de Ilvem.